COMO LAS TERAPIAS ASISTIDAS CON CABALLOS PUEDEN AYUDAR EN NIÑOS/AS DIAGNOSTICADOS CON TDAH.

 

Cada vez con mayor frecuencia están siendo diagnosticados niños/as con TDAH en las aulas. Para aquellos que desconocen este tipo de trastorno, básicamente estamos hablando de niños con serias dificultades en su atención, a los que les cuesta llevar tareas a cabo sin cometer errores o descuidos, aparentemente no escuchan cuando se les habla, tienen dificultades organizativas y son de distracción fácil ante estímulos irrelevantes.  A todo ello, se les junta la dificultad de mantenerse sentado o quieto en algún lugar, tienen tendencia a correr en lugares inapropiados, la relajación no es su punto fuerte y la impulsividad suele estar presente. Estos son algunos de los síntomas que pueden presentar estos chicos/as, los cuales pueden obtener numerosos beneficios con la práctica de la terapia asistida con caballos. 

 

Cuando planteamos una terapia valoramos las limitaciones y fortalezas del usuario para poder intervenir de manera individualizada según cada perfil personal.

 

En algunas ocasiones el abordaje terapéutico que se les brinda es la medicación, en otros es algún tipo de terapia y en algunos es mixto. Para el equipo terapéutico de S´Hort Vell, el objetivo fundamental es ayudarles a mejorar su calidad de vida mediante el caballo, sea cual sea la base de la que parten y siempre como terapia complementaria. 

 

Las terapias asistidas con caballos pueden trabajar sobre diferentes aspectos de estos niños/as a partir del trabajo del autocontrol, de la relajación, de la estructuración de las sesiones, de la acción-reacción, de las autoinstrucciones, de la atención... y lo mejor de todo, es que se hace de forma lúdica y acompañada del equino, especialmente sensible para este tipo de trabajo. 

 

Los objetivos que planteamos en estas sesiones, serían muy similares a los que se plantearían en una consulta, con la diferencia de que la metodología y los recursos utilizados varían gracias a un entorno educativo y a la presencia de los equinos, favoreciendo una buena motivación y predisposición, con la que podemos captar la atención del usuario/a, influyendo sobre los procesos psicológicos básicos para el aprendizaje. 

 

El cuidado y manejo de los caballos, ayuda a que estos niños/as se responsabilicen sobre otro ser, provocando una disminución de la ansiedad, y por lo tanto, favoreciendo al bienestar emocional y aumento de la autoestima, gracias a la relajación que producen en el caballo y en ellos mismos. El caballo actúa como espejo, por lo que si un niño/a interacciona de forma brusca e hiperactiva, es muy probable que sea rechazado por el animal, encontrándose con un caballo inquieto, por lo que ya desde el primer momento, se trabaja la reestructuración cognitiva, partiendo de un pensamiento como “debo acercarme despacio al caballo para no asustarlo”, una acción “avanzar lentamente hacia el caballo con voz suave” y una consecuencia “caballo relajado, niño/a satisfecho y relajado”. Así se va iniciando paulatinamente un ciclo positivo sobre el cual se irán observando progresos a todos los niveles, tanto cognitivos, como emocionales, sociales e incluso físicos.

 

Como reflexión final, añadir la importancia para estos niños/as de sentirse valorados y acogidos en el centro de equitación, y en una actividad que para ellos es un juego, en el que no se les va a juzgar, ni criticar, ni reprochar, algo que es habitual en su día a día debido a sus conductas desadaptadas,  y se va a trabajar desde el refuerzo, la tranquilidad y sobre todo, hacia el crecimiento de su persona. 

 

 

 

 

 

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Psicología Integral Mallorca y Online

Llamar

E-mail

Cómo llegar